Runa JERA / Jēr

Otros nombres: Ar / ār / Ger / Gera / JārJeran 

Elemento: Tierra
Deidad asociada: Nerthus / Njörd
Horóscopo: El Sol
Tarot: La Justicia
Piedras: Esmeralda, malaquiita, turmalina verde
Simbología: Cosecha

El simbolismo o significado de la Runa Jera nos avisa de que todo llega en su momento si previamente las cosas se hicieron con buen criterio y desde el corazón..

La runa Jera / Ice

En primer lugar, la runa Jera representa a todo aquello que nos da alimento, en particular a las cosechas que se recogen tras un año de esfuerzo y paciencia. Por ello, Jera no se trata de una runa que transmita prisa sino que pide tiempo para que se completen los ciclos correctamente. Por otro lado, Jera nos indica que el trabajo ya se ha concluido y que ahora debemos de ser pacientes para recibir los resultados. Como sabrás, plantar una semilla es la primera parte de un largo proceso en el que hay que tener paciencia y esperanza.

Por otro lado, la runa vikinga Jera simboliza valores tales como la honestidad, la honradez y el positivismo. Además, te adelanta que solucionarás trámites o papeleos, asuntos legales o juicios con la ayuda de tu paciencia. Por ello, esta runa es de carácter positivo ya que transmite un mensaje de ánimo y te prepara para lograr un éxito en las próximas fechas. En resumen, sólo la paciencia conduce a los verdaderos logros por lo que deberás respetar los tiempos de cada proceso.

Deidad asociada a la runa Jera

La runa Jera, al igual que la runa Kena, se asocia a la diosa madre Hertha o Nerthus, diosa femenina que personifica La Tierra. Es la diosa de la fecundidad cuya fiesta se celebraba en primavera. El culto de Hertha tuvo un indudable papel matriarcal que la conecta a la vaca primigenia del mito nórdico, Audhumla, ya que Hertha es representada siempre en su carroza tirada por becerras o vacas. Esta diosa se identifica con Jera por ser el símbolo de la fertilidad de las estaciones y de todo lo que acontece a la naturaleza.

Su equivalente en la mitología escandinava es Njörd, deidad masculina del mar de verano, reconocido como un gran pescador, calmaba las tempestades, las oleadas y tormentas y simboliza lo que nos da alimento y asiento para nuestra vida.

Se le consideraba una especie de patrono para los navegantes y viajeros, las riquezas del mar y el comercio. Él es el dios de los nuevos comienzos y de la transmigración de las almas. Sus devotos, cuando habían muerto, eran incinerados en el mar en un barco en llamas.

Tanto el arquetipo de Ertha (Nerthus), como el de Njörd responden a un mismo modelo: ambos dispensan los bienes y los placeres de este mundo: riqueza, fertilidad, paz, voluptuosidad, amor.