Mitología Nórdica Taranis

Taranis

Taranis, dios del cielo y del trueno

La rueda del cosmos y la noción de infinito

En la mitología céltica de la Galia pre-romana, Taranis es, junto con Esus (dios de la guerra asociado al dios Marte) y Téutates (dios de la comunicación y de las artes, asimilado al dios Mercurius), uno de los dioses de la trinidad celta atestiguada por el poeta latino Lucano en la Pharsalia. Es uno de los dioses más importantes del panteón galo. Su nombre significa “el tronador” (originario de los truenos), Taran en bretón y en gálico.

Fue adorado principalmente en Galia, Gallaecia, Gran Bretaña, Irlanda y Asturias pero también en las regiones de Renania (Rhineland) y Danubio, entre otras.

Taranis era el dios estruendoso del cielo, del relámpago y del trueno. Representado con la rueda del cosmos o de la vida, simboliza el ritmo de las noches y de los días, el universo en su globalidad, la noción de infinito. Taranis se asoció, al igual que el cíclope Brontes («trueno») en la mitología griega y con la rueda.

Las variantes del nombre incluyen las formas Tanarus, Taranucno, Taranuo y Taraino -. El nombre se continúa en irlandés como Tuireann , y probablemente esté relacionado con los de germánico (nórdico, Þunor anglosajón, alemán Donar), letón (Pkons), lituano (Perkūnas), eslavo (Perun) y sami (Horagalles) dioses del trueno. Taranis también está asociado con el Ambisagrus galo.

Deidad Griega: Zeus

Deidad Romana: Júpiter

Deidad Germana: Thor

Somos Godos - Religion - Mitología Nórdica Dios Taranis

Su culto se extiende por toda la Galia y sus primeras representaciones aparecen poco antes de la conquista romana. Con la importancia creciente del imperio romano, los galos comienzan a marcar sus diferencias culturales representando sus dioses con estatuas, construyendo altares más importantes y lugares de culto religioso para distinguirse de sus vecinos. Se han encontrado al menos siete altares en la Europa continental representando Taranis y portando escrituras en latín.

El caldero de Gundestrup (Dinamarca), creado entre 200 BCE y 300 CE, tiene una representación de Taranis en la pared interior del caldero. Muchas representaciones de un dios barbudo con un rayo en una mano y una rueda en la otra se han recuperado de la Galia, donde esta deidad aparentemente fue sincretizada con Júpiter.

Taranis es representado en general como un hombre maduro, barbudo y viril asociado a la rueda solar y llevando un cetro de rayos. A veces está acompañado por animales: caballo, águila o serpiente.

Tradiciones germano-escandinavas ligadas al dios celta Taranis o Taran

Con respecto a otras mitologías de la antigüedad, se pueden hacer las relaciones siguientes: con el dios romano Júpiter y a su vez con el dios griego Zeus. Tiene semejanzas con el dios germano Thor (el dios del martillo) y con el dios eslavo Svarog (dios herrero del cielo, y dragón del aliento de fuego), todos de la misma familia mitológica y con valor representativo semejante.

Somos Godos - Lenguaje Runa Rad/ Radia

Asociado a menudo con la runa RAD que representa la rueda cósmica o rueda de la vida (o de la fortuna si se sigue la nomenclatura  del tarot) representado a menudo con la rueda cósmica y animales como el caballo, la serpiente y el águila. Taranis es el caballero celestial, héroe de las batallas de la vida. Significa que lo espiritual y lo material están íntimamente ligados entre sí y que rechazar uno de ellos implica perder el poder de alcanzar el otro.

Topónimos en Hispania

En Asturias se pueden encontrar ejemplos de Taranis en la toponimia, como Taranes (Ponga), Taraña (valle del Raigusu, Llaviana), Toraño (Margolles), Tárano (Cangas de Onís) y Tarna; en León el monte Teleno. Las Fuentes Tamáricas que actualmente se encuentran en Palencia, son otro ejemplo