motivo tribal somos godos

Los Cimerios

Cimri = Gómeres = Gimirri = Khumri = Treres (Treris) = Sakas = 10 Tribus de Israei

En este caso, la primera mención conocida en la Historia sobre los cimerios viene de los asirios, quienes, hacia el 714 a.C., registran en sus anales la existencia de los Gimirri -término asirio llamativamente similar con “cimerio”-, pueblo bárbaro de jinetes nómadas, extendido por las estepas del Cáucaso (seguramente Azerbaiyán y Norte de Irán), que fueron enrolados como mercenarios por el rey asirio Sargón II en su lucha contra el reino rival de Urartu.

La piedra de Behistun es una inscripción escrita en tres lenguas – Persa, Elam y Babilónica. En persa la palabra para «Saka» se llama «Gimiri» en la lengua babilónica ( los Saka y los Gimirri eran las mismas personas). La inscripción conecta a las personas conocidas en persa antiguo y elamita como Saka, Sacae o Escitias con la gente conocida en babilonia como Gimirri o Cimerios. Esto es importante porque los asirios se refieren al Reino de Israel del Norte en sus registros como la «Casa de Khumri» (Beth-Khumree of Samaria), que lleva el nombre de Israel del antecesor del Rey Omri del siglo VIII, que rein. Fonéticámente «Khumri», «Omri» y «Gimiri» son similares.

 

El rey de Urartu, Rusa I, falleció en combate en el 713 a.C., tras lo cual, al parecer, Sargón II ya no precisó de los cimerios y entonces, se vieron obligados a emigrar, dividiéndose en dos grupos: uno, el más pequeño, se dirigió a los Zagros, en donde desapareció sin dejar huella; el otro, más nutrido, emigró a Occidente, empujado por el acoso desde su retaguardia de otros belicosos pueblos nómadas orientales, los escitas, llegando así a la Península de Anatolia (Turquía) y el Mar Negro.

A los cimerios, que vivían normalmente del pastoreo y la caza, se les atribuye el honor de ser probablemente los primeros hombres en domesticar el caballo. Además, numerosos datos apuntan a que los escitas, también famosos jinetes, en realidad aprendieron el arte ecuestre de sus antecesores cimerios.

Descendencia de Japhet

Gomer(el hijo primogénito de de Japhet) fue padre de los cimerios, localizados al suroeste del Mar Negro. Después de ser derrotado por los asirios se asentaron en la zona comprendida entre Armenia y Capadocia (Ezequiel 38:2 y 39:6). El primer registro histórico de los cimerios aparece en los anales de Asiria en el año 714 a. C. Allí se describe cómo un pueblo denominado Gimirri, que ayudó a las fuerzas de Sargón II a vencer al reino de Urartu. Su tierra original, llamada Gamir o Uishdish, parece haber estado ubicada dentro del Reino de Mannai.  El término Gimirri fue usado  en la Inscripción de Behistún (515 a. C.) como un equivalente babilonio del persa saka (escitas).

El geógrafo Claudio Ptolomeo ubicaría luego la ciudad cimeria de Gomara en esta región. Algunos autores modernos sostienen que los cimerios eran mercenarios, a los que los asirios conocían como Khumri, reubicados allí por Sargón II . Finalmente, se establecieron en lugares como las actuales Alemania, Francia y Gales.
 
 
Somos Godos - Geografía - Pueblos y Tribus / Cimerios

Cimerios, un pueblo indefinible

Los cimerios, pueblo de origen confuso, ambiguo, pues se le atribuyen raíces culturales y lingüísticas tanto uralo-altaicas como indoeuropeas e iranias -lo que no hace sino acrecentar la problemática de su identificación histórica-, una vez en Anatolia, se asentaron temporalmente en la desembocadura del Halys, desde donde se dedicaron a devastar Frigia y Lidia.

Pero allí entraron en conflicto con los intereses de algún poderoso rey asirio (Assahardón o Assurbanipal II), el cual les infringió una severa derrota de la que nunca más se recuperarían, aniquilados masivamente en algún lugar ignoto de Capadocia. A partir de entonces (siglo VII a.C.), los cimerios desaparecen de la Historia sin dejar rastro.

Cabe suponer que hubiera supervivientes, pero éstos se dispersarían o, a la postre, terminarían fusionándose con otros pueblos de la región (griegos, hititas, o los mismos escitas y asirios). Efectivamente, se pueden rastrear notables huellas de su influencia en la cultura escita y la Tracia helénica (Bulgaria), dado que, al fin y al cabo, los escitas acabarían llegando también a Tracia, tras bordear el litoral del Mar Negro.

Si hasta aquí parece difícil determinar claramente quiénes eran esas escurridizas tribus, la cosa se complica aún más cuando se trata de estudiarlas a la luz de otras fuentes, la de los historiadores clásicos griegos, como Homero (s. VIII a.C.) y Heródoto (s. V a.C.), quienes dieron sus propias descripciones sobre Cimeria.

Click en mapa para ver interactividad

Cronología

840 aC  – El creciente poder del imperio asirio plantea una amenaza para las naciones circundantes, incluido el Reino del Norte de Israel. El obelisco negro de Shalmaneser en el Museo Británico (fechado en 841 aC) muestra a Jehu, el rey de Asiria, rindiéndole tributo en un intento de evitar la invasión.

740-721 aC – El reino del norte de Israel es tomado cautivo por los asirios y deportado a Media y Norte de Mesopotamia

714 aC – El primer registro histórico de los «Gimirri» aparece en los anales asirios en la misma región donde las tribus de Israel fueron deportadas y se perdieron en la historia.

701 aC –  El rey asirio Senaquerib asalta las ciudades fortificadas del reino del sur de Judá y toma cautivos a más de 200.000 judíos, pero no logra capturar a Jerusalén (Confirmado por inscripción en el prisma de Sennacherib en el Museo Británico)

675 aCLos «Gimirri» asirios (identificados como las tribus perdidas por la Dra. Anne Kristensen) también son conocidos como los «cimmerios» y conquistaron Frigia.

654 aC – Los cimerios atacaron el reino de Lidia, derrocaron al rey lidio Gyges y causaron una gran destrucción en la capital de Lidia, Sardis.

600-100 aC – Algunos cimerios se trasladaron al oeste hacia Europa a lo largo del Danubio y fueron conocidos como celtas, otros se dirigieron hacia el Báltico y fueron conocidos como «Cimbri«

586 aC – El poderoso ejército babilónico, bajo las órdenes del caldeo Nabucodonosor, destruyó la capital de Judá y su templo y obligó a sus ciudadanos a vivir un exilio forzado.

515 aC – El término «Gimirri» aparece en la inscripción de la roca Behistun como un equivalente babilónico del Saka persa también conocido como «Escitas» que se estaban formando y formaban un imperio alrededor de las orillas del Mar Negro y el sur de Rusia.

475 aC – Esdras en los Apócrifos informa sobre las tribus perdidas de Israel en las costas occidentales del Mar Negro, sin duda las mismas personas que los «Cimerios» y los «Escitas» de la historia secular. Esas son diez tribus, que se llevaron a los prisioneros fuera de su propio país. tierra en el tiempo del rey Osea, a quien Salmanasar, el rey de Asiria, llevó cautivo, y él los llevó por las aguas, y así llegaron a otra tierra … y la misma región se llama Arsareth «.

600-100 aC   – Los Celtas llegan a Gran Bretaña principalmente desde Francia

200-100 aC – Los escitas del sur de Rusia son conducidos hacia el oeste por los nómadas sármatas del este.

La inscripción de Behistún

El monumento de Dario I el Grande en Behistún (Bisotun) fue tallado en 515 aC en el acantilado rocoso de un impresionante monte, a unos 100 m sobre una antigua carretera que une Babilonia y Ecbatana, respectivamente las capitales de Babilonia y Media, ambos imperios conquistados por los persas. cerca de los restos de una antigua fortaleza media.

Los textos de las tablillas revelan que los israelitas, originalmente conocidos por los asirios, como «Khumri» fueron colocados en cautiverio cerca del río Habor, (en el norte de Asiria) en Gozan, y entre los medos en el norte de Irán. En cautiverio, los israelitas pasaron a llamarse «Gimira» y «Cimmerios«. Aunque Medes y Gimira ocupaban parte de la tierra de los Mannai, eran un pueblo distinto.

 

La primera mención de Behistun fue hecha por el historiador griego Ctesias en 400 BCE, quien fue el médico adjunto de Artaxerxes II. Más tarde, en el siglo I a. C., el biógrafo de Alexander Diodorus Cicilae atribuyó erróneamente el alivio a la reina babilónica Semiramis. Dos siglos más tarde, otra mención fue hecha por el historiador romano Tácito. Otra interpretación errónea fue hecha en 900 por el geógrafo árabe Ibn Hawqal, quien la vio como una escena que mostraba a un maestro corrigiendo a sus alumnos. Redescubierto en 1598, por el inglés Anthony Shirley, el alivio ganó una gran importancia científica, ya que permitió al famoso oficial y lingüista británico Henry Rawlinson descifrar el cuneiforme en 1835, con la ayuda del incompleto léxico alfabético del lingüista alemán Georg Friedrich Grotefend.

El monumento está tallado en un marco rectangular de 15 por 25 metros y se puede dividir en 4 paneles. El primer panel consiste en un relieve de 3 por 5,5 metros que representa una escena de la victoria. Darío sostiene un arco en su mano izquierda y levanta su mano derecha en una postura de victoria, el cuerpo muerto de Gaumâta yace debajo de su pie. Frente al rey, nueve personajes están atados por el cuello, con las manos dobladas sobre la espalda. Como testifican su vestimenta y el nombre dado por la inscripción cuneiforme adjunta, todos son rebeldes que fueron derrotados por Dario I. De izquierda a derecha, estos personajes son ššina (Elamite), Nidintu-Bêl (Babilonia), Martiya (Elamite), Phraortes (Mediana), Tritantaechmes (Sagartian), Frâda (Margian), Vahyazdâta (rebelde persa) “El usurpador”), Arakha (armenio) y Skunkha (Saka, una tribu escita). Detrás del monarca, se ve a 2 nobles persas, el hermano en armas de Darius se identifica como Intaphrenes (portador de arco), y Gobryas (portador de lanza). Por encima de la escena, es una representación del dios Ahuramazda. El estilo de la representación estaba claramente inspirado en un antiguo alivio atribuido al rey lullubi Anubanini que se puede ver en la ciudad de Sarpol-e Zohab: la misma postura victoriosa sobre un enemigo muerto, pasando por alto un rango de prisioneros atados bajo la bendición de un divinidad. Vea el alivio de Anobanini aquí.

Los otros 3 paneles contienen la inscripción cuneiforme trilingüe de Dario I, una escrita en persa antiguo, una en babilonia y otra en elamita. La larga historia que Dario I contó da su opinión sobre las razones y la forma en que accedió al poder supremo. Al principio, describe a sus antepasados ​​y su linaje, conectándolo con la dinastía de Ciro el Grande, el Achaemenian. Luego, afirma que obtiene su poder de Ahuramazda y enumera el país sometido a su imperio. La siguiente línea muestra la versión de Dario I de la tumultuosa sucesión de Cambyse, el hijo de Cyrus. Según Darius, Cambyse asesinó en secreto a su hermano Smerdis, luego murió de causa natural, mientras que un mago llamado Gaumâta se autoproclamaba Smerdis, intentó usurpar el trono y se apoderó del reino. Darius luego describe cómo él y su compañero pelearon, mataron a Gaumâta y restauraron el reino. Textos adicionales relacionan las guerras victoriosas del nuevo rey contra múltiples provincias rebeldes como Elam, Media, Armenia, Partia, Hyrcania, Margiana, Arachosia, Babilonia y Escitia, enumerando el nombre de los líderes derrotados. Se debe prestar especial atención a algunas líneas que dicen que capturó y mató a otro usurpador que afirmó ser Smerdis en Persia. Darius también afirma la verdad del registro que hace la inscripción, bendice a Ahuramazda, enumere a los 6 compañeros que lo ayudaron a capturar a Gaumâta, reclama su rectitud, bendice a aquellos que informan y protegen la inscripción y maldice a los demás que pueden dudar o intentar el registro.

Se puede cuestionar si la historia contada por Darío es verdadera o no, ya que la vista es claramente muy personal y no existe otra contradicción en el texto de respaldo que proporciona información adicional. En el caso en el que creemos que dijo la verdad, debemos tener en cuenta el hecho de que ningún otro texto de los austeros menciona el linaje de Cyrus, por lo tanto, el linaje de Darius y su conexión con Cyrus podrían haberse inventado para respaldar la legitimidad de su poder. De la misma manera, pueden plantearse dudas razonables sobre el hecho de que Gaumâta no era el verdadero Smerdis, ya que Darius afirmó que el asesinato de Smerdis por parte de Cambyse era secreto y que tenía un argumento muy cómodo sobre el hecho de que, de hecho, no era un regicida. La mención de otro «usurpador» llamado Smerdis, también asesinado, del mismo modo, debe tomarse con precaución: según el historiador francés Pierre Briant, especialista principal de la dinastía aqueménica, es posible que el verdadero usurpador sea … él mismo Darius   … Briant considera que Darius insiste continuamente en el recuerdo de su legitimidad en muchos relieves e inscripciones, como sospechoso: por qué un rey legítimo tiene que repetir y repetir que es legítimo. Briant también señala el hecho de que Darius dio su sucesión a Jerjes como otra pista: si Jerjes no fue su primer hijo (el primer hijo de Darío fue de la hija de Gobryas), fue el hijo que Darío obtuvo de la hija de Ciro: Jerjes podría han sido el medio para Darius, para conectar su linaje para rel a la familia de Cyrus.

Vista desde el suelo, la inscripción es tan alta que no puede ser legible, lo que cuestiona el hecho de que el registro se hizo para ser leído. Del texto de Darius podemos adivinar que estaba mucho más preocupado por el hecho de que el alivio tenía que ser protegido y preservado en lugar de leerse. Pero a pesar de su alta posición, el alivio fue dañado por el flujo de un resorte y por disparos durante la Segunda Guerra Mundial.