Northumbria

Northumbria (en antiguo sajón: Norþanhymbra; en nórdico antiguo: Norðimbraland, nombre que refleja su ubicación al norte del río Humber) fue uno de los reinos de los anglos, como parte de la Heptarquía Anglosajona-Juta. Los dominios establecidos por los pueblos germánicos comenzaron a invadir Gran Bretaña a finales del siglo V, cuando ya hacía casi 70 años que había sido abandonada por las legiones romanas.

Fundada por anglos bajo el mando de Etelfrido (Ethelfrith) en lo que hoy es el noreste inglés en el año 593 a partir de la unión de otros dos reinos menores, Bernicia y Deira, floreció en el siglo VII, llegando a extenderse por las Tierras Altas escocesas y Gales, desde el Humber hasta el Forth. Tuvo su capital en Whitby, sede del célebre sínodo homónimo que decidió en favor del rito cristiano romano frente al irlandés para ser implantado en tierras británicas.

El territorio northumbrio fue ocupado por los daneses en el siglo IX y se integró al reino de Inglaterra en 829, de la mano de las conquistas de Egberto de Wessex.

El condado que se formó después, estaba limitado al sur por el río Tees y al norte por el río Tweed y fue reconocido como parte de Inglaterra por el Tratado de York de 1237 entre Inglaterra y Escocia.

El territorio que una vez fue parte de Northumbria durante su apogeo es administrado hoy en día por regiones diferentes como Noreste de Inglaterra (Bernicia), Yorkshire y Humber (Deira), Noroeste de Inglaterra (Cumbria), los Scottish Borders, West Lothian, Edimburgo, Midlothian y East Lothian.